CADA PAUSA TIENE SU 

DESTINO, Y EL NUESTRO, ES CONTAR HISTORIAS