Gabriela Peirano: "Esta fundación es el legado de mi hijo"

“Mi nombre es Gabriela Peirano, más conocida como la mami de Alejito. Nací en Morón, provincia de Buenos Aires, y tengo 40 años. Actualmente vivo en Castelar, en mi departamento, y en Leloir donde en una bella placita están los restos físicos de mi hijo, mi ángel. Tengo dos casitas”. Así se presenta Gabriela, una mujer resiliente.

#Conversando: ¿Cómo surge "Fundación El Ejército de Alejito"?

Gabriela: “Mi hijo Alejito, con apenas 5 añitos y después de su 3er día de cursar 1º grado, se empezó a sentir mal y me entero de la peor noticia de mi vida, esas que te rompen la vida al medio y ya no podes volver a juntarte: mi hijo fue diagnosticado con Leucemia Linfoblastica Aguda. Entrò directamente a terapia intensiva y recién a los 10 días salió. Empezamos a lucharla con quimioterapia y radioterapia, durante un año que fue durísimo. La quimioterapia le perforó el intestino, la radioterapia lo dejo peladito, lo escuchabas gritar a cada rato por todos los pinchazos y por la invasión del tratamiento. Al cabo del año entra en remisión y en la etapa de control, estábamos felices. Empieza 2º grado y a los 5 meses tiene una recaída, otra vez la puta leucemia. Esta vez necesitaba un donante de médula. Otra vez la quimioterapia, otra vez la radioterapia y la espera...esa espera que desespera cuando no aparece el donante. Tuve dos llamadas que me alegraron la vida diciéndome que mi hijo tenía su donante, un alemán una vez y un estadounidense la otra vez. Ambos se cayeron, uno por hepatitis y el otro Dios sabe porque. Ya no había tiempo, por lo que se probó un procedimiento nuevo conmigo, con mi médula. La etapa previa y la posterior al trasplante son durísimas para ellos. La previa, por la quimioterapia fuerte que reciben para dejar su médula en cero y la posterior por todos los rechazos de órganos que puede ocasionar. Gracias a Dios parecía que había salido todo bien, su médula empezó a funcionar y el 24/12 nos dieron el alta, navidad en casa. Era increíble para nosotros.

Al cabo de unos meses, y después de cumplir sus 8 añitos, le agarra una parálisis cerebral. Se nos cayó el mundo. Me dijeron que era un virus, pero al tiempo me dijeron que no lo era: la leucemia otra vez lo había atacado, y esta vez, solo le quedaban días....meses como mucho. Aterrada y desolada por lo que me dijeron, lo único que hice fue llevarlo a Disney, era su sueño y lo conseguí peleando contra todo. El pudo cumplir su sueño. A la vuelta ya no pude seguir, ya no veía de un ojo, tenía muchas hemorragias y no fabricaba plaquetas. Estuvo en su casa hasta sus últimos dos días, que no pude evitar llevarlo al hospital. Antes de cerrar sus ojitos me dijo al oído “ayuda”, y a su abuela le dijo “da”. Al otro día de su viaje al cielo, y con todo el dolor de mi corazón, uní las palabras "ayuda y da" y ese es el origen de la fundación de mi angelito. Este es su legado"

#C: ¿Por qué elegiste ese nombre?

G: “El nombre de la fundación tiene origen en su Facebook. Desde que Alejito necesito un donante yo abrí una página de Facebook, en ese momento, llamada “Una médula para Alejito” y fue increíble la respuesta de la gente. Todo Castelar donando sangre, todos por mi ángel. Después, en medio de la lucha, empezamos ayudar a familias que pasaban por lo mismo pero que no tenían los medios económicos para hacerlo, por lo cual empecé a pedir ayuda, primero por Gastón y fue increíble; le dimos todo: equipo de música, celular, computadora, juguetes, play, y sobre todo mucho amor, después lo mismo con Santo. La verdad era tan fuerte la respuesta de la gente que los empecé a llamar “soldados”, o mejor dicho, “mi ejército”. Mejor aún, “El ejército de Alejito”.

#C: ¿Cuáles son los objetivos de la Fundación?

G: “Los objetivos de la fundación son, primero y principal, informar sobre lo que es donar médula. Que no duele, que salva vidas, que es tan simple como donar sangre. Y de la mano de este objetivo, también esta ayudar a todos los pacientes pediátricos que sufran una enfermedad grave, en cuanto a lo emocional y económico como lo estamos haciendo con Joel. Yo empecé a dar charlas en los colegios secundarios, para informar a los adolescentes, porque siento que el cambio viene por ellos y ellos van a ser los encargados de reclamarles a sus papás y familiares para que sean donantes de médula.

A la vez acompaño a otras ONG relacionadas, como “La carrera de Nahuel” o “Sonrisas Solidarias”, también hacemos colectas de sangre”.

#C: Uno de los reclamos que hacen varias personas tiene que ver con la falta de un laboratorio en el país que agilice los tiempos de tipificación. ¿Nos contas un poco más sobre eso?

G: “El tema del laboratorio es así, una vez que te registras como donante de médula en una campaña o en un centro de hemoterapia esa sangre va al INCUCAI, que es quien se encarga de hacer el procedimiento genético para ver la compatibilidad de las personas. El primer y segundo paso de este estudio se realiza en la Argentina, pero el 3 paso no; no tenemos el laboratorio de alta complejidad que lo haga y por lo tanto tenemos un convenio con Estados Unidos, dado que ellos si lo tienen, por lo que la sangre se envía para allá para poder terminar el procedimiento. Esto hace que, desde que vos diste sangre hasta que apareces registrado en el INCUCAI como donante de médula, pasen de 6 meses a 1 año.

¡Imagínate la cantidad de pequeños y adultos que no pueden esperar ese tiempo! El problema supuestamente es de recursos económicos, ya que la infraestructura estaría y la gente capacitada para manejarlo también. A mi humilde entender dudo que sea esta la realidad, porque plata sobra. El tema es que la plata no va a donde debe ir. Se está "negociando" con la vida de muchas personas”

#C: ¿Porque crees que la gente no se registra masivamente como donante de médula? ¿Qué se puede hacer para revertir esto?

G: “La gente no se registra simplemente por falta de información, es por esto que mi mayor objetivo es informar. La gente cree que le van abrir la espalda, que le van a sacar un hueso, cualquier cosa. Donar médula es lo mismo que donar sangre; se hace por aféresis y no hay dolor, solo un par de horas y volves a tu casa sabiendo que te convertiste en el súper héroe más importante de todos salvando la vida de alguien. Para cambiar esto hay que informar, los medios deben colaborar, el ministro de salud y educación también.

#C: ¿Hay forma de prevenir la leucemia?

G: “No existe forma alguna de prevención. La leucemia es una ruleta rusa, que te apunta y dispara. En la mayoría de los casos hablamos de pequeños, desde sus tres años a 8 años, aunque puede darse en cualquier edad. Alejito solo tuvo cansancio, ni siquiera hay síntomas que lo detecten, salvo una extracción de sangre, y a veces aparecen hematomas, como moretones. Le puede tocar a cualquiera. Te toca, te mata, y mata a una familia entera”

#C: ¿Tenes contacto con otras mamas / papas o familiares de otros niños y/o adultos que está pasando o pasaron algo similar a los que pasaron con Alejito?

G: “Estoy en contacto con muchas mamás. Trato de apoyarlas en todo aspecto, sobre todo en lo emocional. Lamentablemente cada día más y más madres me llaman desesperadas porque sus hijos tienen leucemia. Es aterrador”

#C: ¿Qué mensaje le dejarías a la gente que está leyendo esta nota?

G: “El mensaje que les dejo a todos es: ¡HACETE DONANTE DE MÉDULA! No duele, poder salvar la vida de alguien, que incluso podría ser tú amigo, familiar o conocido. No esperes más, el cáncer no espera. Estoy a disposición de quien quiera saber más e informarse, y de quien quiera sumarse a este ejército tan humano y luchador”

Gabriela lanzo formalmente la fundación "El Ejercito de Alejito" el 24/9, en Ituzaingo, con un gran festival durante todo el día.

Foto: Facebook "El Ejercito de Alejito"


Posts  
Recientes