#AccesApp: Turismo para todos

Andrés Queirel, Licenciado en Turismo por la UCES, y Carmelo Martinucci, Licenciado en Gobierno y Relaciones Internacionales por la UADE, crearon una aplicación llamada #AccesApp, que se lanzará en febrero/marzo del 2018 y llegaron a estar entre los 22 finalistas del concurso del Ministerio de Turismo “Innovar para Viajar”. La aplicación consta en proporcionar información acerca de la accesibilidad con la que cuenta el destino turístico al que cada uno quiera ir en Argentina.

#ConversamosconAndrésQueirel

#Conversando: Contanos un poco cómo empezó la idea.


#Andrés: “Este proyecto lo encaramos hace dos años con uno de mis mejores amigos, Carmelo Martinucci, que no pudo venir hoy. Surgió mientras cursaba contabilidad, materia en la que el profesor nos propuso hacer un proyecto de lo que se nos ocurriera. Yo, como estudio turismo, quería ver una problemática de turismo que pueda solucionar. Empecé a pensar y me pareció que una de las problemáticas más graves en turismo es la que tienen las personas con discapacidad, a las que les cuesta mucho viajar, moverse por Argentina. Hablo de Argentina porque no conozco cómo es afuera. Entonces se me ocurrió hacer una aplicación simplemente para mostrar a los usuarios la accesibilidad de los lugares, que ellos tengan la información de “puedo o no puedo ir acá”, simple. La presenté en clase como trabajo práctico y aprobé, pero, en realidad, yo no tenía mucha idea ni de cómo hacer una aplicación, ni de discapacidad, ni de accesibilidad. Tenía las ganas de hacer esto pero no tenía mucho conocimiento. Unas semanas después me junté con Carmelo y le comenté que había hecho un trabajo práctico, le conté más o menos de qué era la aplicación, y me dijo que estaba buenísimo, que estaría bueno que “no quede en un trabajo práctico”, que lo desarrollemos. A mí me pareció algo imposible, porque no tenía idea de cómo hacer una aplicación, pero él me dijo “empecemos a escribir”. Cuando empezamos a escribir ideas vimos que era necesario informarnos mucho más, en el transcurso aprendimos un montón sobre el tema de discapacidad: los distintos tipos de discapacidad, las problemáticas que tienen las personas con discapacidad, sobre todo al hacer turismo, las necesidades y dificultades que tienen para moverse dentro de la ciudad… así vimos que había un montón de dificultades que no estaban cubiertas.”



#C: ¿Cómo transformaron su idea en algo realizable?


#A: “Porque nosotros empezamos a investigar qué se estaba haciendo en turismo y encontramos un programa del Ministerio de Turismo, que se llama "Directrices de Accesibilidad", coordinado por el Licenciado Ravlic. Él viaja por todo el país junto con gente del Servicio Nacional de Rehabilitación para ver la accesibilidad de los servicios turísticos, les hace una ficha técnica, hace un relevamiento e indica qué les hace falta mejorar, y a los que llegan a ser completamente accesibles les da una distinción.Nos pareció muy bueno, pero pensamos "¿dónde se informa esto? ¿Dónde ve una persona que este lugar es accesible y que este otro no?". Entonces nos dimos cuenta de que se estaban haciendo cosas pero que les faltaba la información a las personas que la necesitaban. Ahí nos dimos cuenta de que sí era necesaria la aplicación, porque, además, la tecnología hoy en día se usa mucho y una persona viaja siempre con su celular. El tema fue que en un momento se nos ocurrió preguntar cuánto sale hacer una aplicación… y los presupuestos estaban todos cerca $100.000. Nosotros laburamos pero tampoco ganamos tanto (Risas). En ese momento empezamos a presentar el proyecto por internet, por mail, por llamados telefónicos. La gente por ahí nos respondía que estaba bueno lo que hacíamos pero nada más, nadie se quería tomar el trabajo de hacerlo. Eso nos hizo pensar que tal vez la idea no era tan buena, que por ahí no servía. Entonces decidimos consultar con nuestros usuarios: las personas con discapacidad. Hicimos una encuesta por google para ver si realmente era necesaria la aplicación. El 100% de las personas con discapacidad nos dijeron que sí era necesaria. Muchas personas sin discapacidad nos dijeron que no era necesaria, por lo cual, nos dimos cuenta de que hay una visión muy diferente entre lo que ve una persona con discapacidad y lo que ve una persona sin discapacidad sobre lo que necesita una persona con discapacidad. A nosotros nos pareció muy importante que nuestros futuros usuarios nos hayan dicho que estaba bueno el proyecto y que lo necesitaban. Porque, además, leímos que en el 2006 hubo una conferencia sobre los derechos de las personas con discapacidad en el marco de la ONU, donde las personas con discapacidad dijeron: "nada sobre nosotros sin nosotros". Es decir, "que no se decida nada sobre nosotros si nosotros no estamos dentro de la decisión", y nos pareció fantástico. Tuvimos reuniones con personas con distintos tipos de discapacidades, por ejemplo con discapacidad visual, lo que fue muy interesante porque no sabíamos cómo utilizaban los celulares, y nos fueron mostrando los programas que usan, como el Talk Back que tienen todos los dispositivos con Android.”


#C: ¿Cómo surgió su participación en el concurso Innovar para Viajar?


#A: “Bueno, a partir de estas charlas empezamos a tener una visión de la discapacidad que no habíamos tenido antes, nos dimos cuenta de que hay muchas cosas para hacer, y que siempre se habla de la discapacidad como si fuese algo muy negativo, pero que, en realidad, las personas con discapacidad tienen tantas ganas de hacer cosas como cualquiera. Nos contagiaron esto, y dijimos "lo hacemos nosotros, no importa cómo, pero lo vamos a hacer". Entonces empezamos a buscar financiamiento, lo que es complicado, porque por ahí te piden cosas que vos no tenés y nosotros no somos una empresa, sino dos amigos que quieren hacer algo. En ese momento surgió el concurso del Ministerio de Turismo que se llama "Innovar para Viajar", y al cabo de unas semanas de presentarnos, nos avisan que habíamos quedado preseleccionados. No podíamos creer que finalmente alguien nos estaba prestando atención. A partir de ahí nos pusimos a trabajar mejor la idea, porque nos pedían un montón de pautas, y empezamos a ver cuál era el alcance social, qué era lo que se pretendía, etc. Un montón de cosas que teníamos en nuestra mente pero que no habíamos escrito. Y empezamos a escribir, empezamos a hacer. Con todo lo que hicimos, de más de 1.100 proyectos pasamos a ser finalistas del concurso. Entonces, en un momento nos pidieron un modelo de negocios; para nosotros lo crucial era no cobrarle al usuario y no poner publicidad, porque es molesto y puede generar alguna incompatibilidad con los programas que usan las personas con discapacidad visual para acceder al teléfono.”




Andrés y Carmelo en el concurso "Innovar para Viajar"


#C: ¿Qué pasó después del concurso?


#A: “Llegamos a la final junto con otros 21 proyectos de todas partes del país. Había que hacer una presentación final ante cuatro jueces que determinaban quién recibía el financiamiento y quién no. Había dos categorías: categoría idea y categoría proyecto. Nosotros estábamos como categoría idea y de cada categoría ganaban tres. No llegamos a ganar ninguno de los tres premios, pero igualmente el concurso nos dio pautas, nos dio conocimientos respecto al financiamiento, nos dio mentorías, capacitaciones, un montón de cosas que a nosotros nos sirvió para tener el proyecto armado y que ya esté en vías de ser lanzado. Y, además, nos mostró hacia afuera: un montón de gente se acercaba a preguntarnos qué necesitábamos. Así, este proyecto ya armado lo fuimos presentando a diferentes lugares.”


#C: ¿Cómo funciona la aplicación?


#A: “La idea es que el usuario entre, se haga una cuenta y seleccione dónde quiere viajar, por ejemplo Mar del Plata. La aplicación ofrece información en cuatro rubros: alojamiento, transporte, gastronomía y atractivos turísticos. Si selecciona alojamientos, por ejemplo, le aparecerán todos los alojamientos en Mar del Plata. La idea no es mostrar simplemente los que tienen accesibilidad sino, también, mostrar qué tipo de accesibilidad tienen. En la aplicación se va a mostrar de manera muy simple pero uno se puede bajar la ficha técnica completa. Después hay un sector de comentarios, lo cual es crucial, porque puede aparecer que un hotel tiene rampa, pero si en la rampa hay impedimentos, no sirve. Entonces el usuario va a escribir "buenísimo que tengan rampa, pero tiene estos problemas", ese feedback que se va produciendo también va generando en los establecimientos un conocimiento de lo que la persona con discapacidad necesita. Estas tres cosas: la información general del hotel, la información de accesibilidad y el feedback del usuario, son las tres claves de nuestra aplicación. También se selecciona el tipo de accesibilidad necesaria: motriz, auditiva, visual y otros, con dificultades, como por ejemplo celiaquía, embarazo, o una persona que tenga un yeso, etc. También se puede puntuar con el sistema de estrellas, siempre teniendo en cuenta el tema de la accesibilidad. Además, cuando salta la lista, podemos ver en el mapita, dónde está cada lugar. La aplicación no tiene reservas.”


#C: Ustedes vieron un vacío dentro de lo que es accesibilidad en turismo


#A: “Sí, nosotros lo que vemos es que por ahí se le da más bola a otras cosas, que son muy importantes y que se vienen trabajando muchísimo: el tema de la salud, el tema de la inclusión social en el ámbito de la educación, etc. Pero hay otras cosas también, como el disfrute, el pasar un tiempo con la familia, con tus amigos, el salir a hacer turismo, que también es importante. Porque es un derecho para todos y porque es algo que le gusta a todo el mundo. Tomamos ese desafío y vimos que hay un montón de falencias que se pueden solucionar. Por lo tanto, mezclar estas dos cosas, el turismo con la accesibilidad (el disfrute de las personas sin barreras), nos pareció sumamente importante. El tema del transporte nos está generando un desafío gigante, por ejemplo. Porque cuando hablamos de transporte no hay pautas, no hay manual, no hay algo que te dice cómo un transporte tiene que ser accesible. Por ejemplo, lo primero que tiene que hacer una persona para entrar a un micro de larga distancia es subir un escalón. O sea, de por sí ya no es accesible. Si haces un viaje de acá a La Rioja 15 hs… una persona con discapacidad motriz en silla de ruedas ¿cómo va al baño? No entra, el baño es mínimo. Entonces hay un desafío gigante en lo que es el transporte. Nosotros hemos intentado hablar con empresas de transporte y no son muy abiertos a hablar del tema de accesibilidad y de discapacidad. De hecho, se sabe que las personas con discapacidad pueden viajar gratis, en lo que es trasporte terrestre. Pero pusieron una cláusula para que solamente una persona con discapacidad pueda viajar gratis por unidad de transporte. Entonces, hay contradicciones. Porque ellos dicen "nosotros les damos la posibilidad a personas con discapacidad de que puedan viajar gratis". Pero en realidad se la dan a una sola. Hay muchas cosas para hacer con el tema de la accesibilidad en el transporte, es un desafío que nosotros vamos a encarar, no por el lado de la crítica porque no sirve. La idea es que podamos construir y trabajar junto con las diferentes empresas de servicios para lograr un turismo accesible.”



#AccesApp en la Feria Internacional de Turismo 2017

#C: Estas preguntas se las hacemos a todos los que entrevistamos: ¿Qué crees que es la discapacidad? ¿Estamos en una sociedad inclusiva?


#A: “Yo creo que cuando hablamos de discapacidad no hablamos de una persona que tiene limitaciones de por sí, sino que la sociedad le pone limitaciones y que por eso tiene una discapacidad. A mí me dijo una chica que estaba en silla de ruedas: "imaginate que en todas las veredas vos tenés que bajar dos metros y para volver a subir a la vereda, subir dos metros… vos vas a ser una persona con discapacidad. Pero no porque vos tengas limitaciones, sino porque la sociedad te pone limitaciones." Esa definición me encantó, si hubiese una accesibilidad universal, no sé si se llamarían "personas con discapacidad", porque no habría limitaciones, y si no hay limitaciones, no hay discapacidad. Entonces yo por ahí defino la discapacidad no tanto por la persona con discapacidad, sino por la sociedad en la que vivimos. Por esto, con respecto a la segunda pregunta, no me parece que estamos en una sociedad inclusiva. Hay mucho desconocimiento sobre la discapacidad, hay pocos datos estadísticos, hay muchos prejuicios. Cuando nosotros hicimos la encuesta y preguntamos "creen que hay falencias en la accesibilidad en nuestro país?" el 100% de las personas con discapacidad respondieron que sí. Pero las personas sin discapacidad respondieron que no. Esto se puede dar por una cuestión de desconocimiento.”


Posts  
Recientes