Malena Lenta: “Queremos nuestra liberación y queremos decidir sobre nuestras vidas. Creo que esa es

Militante, feminista y socialista. Es parte de la agrupación de mujeres Isadora y de Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda, también de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito y de la Casa que Abraza, espacio de las trabajadoras ferroviarias del tren Sarmiento dedicado al acompañamiento de mujeres en situación de violencia de género, en donde participa como psicóloga.

#Conversamos con Malena Lenta

#Conversando: ¿Qué es la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito? ¿Cuándo se formó? Contanos un poco sobre eso…

#Malena: "La Campaña se formó en el año 2015 como un espacio de confluencia entre activistas feministas, organizaciones de mujeres, organizaciones políticas y otros espacios de diferentes tradiciones, con un único objetivo en común: conquistar la legalización del aborto en Argentina. La Campaña es parte de una historia de lucha y organización de mujeres que en Argentina y en el mundo pelean por el derecho a decidir sobre el propio cuerpo y para terminar con la opresión de las mujeres. En especial, la Campaña constituye un salto en la lucha impulsada desde la Comisión por el Derecho al Aborto promovida por la luchadora trotskista-feminista, Dora Colodesky. Actualmente participan cerca de 500 organizaciones en la Campaña y es una referencia para la miles de mujeres y jóvenes que se vienen movilizando por el derecho al aborto en Argentina y en Latinoamérica".

#C: ¿Cómo es trabajar de manera mancomunada con sectores con los que por ahí en otros temas se enfrentan?

#M: "Al ser un espacio tan diverso, priorizamos avanzar en acuerdos sobre los puntos en común vinculados a la pelea por la legalización del aborto. Vale señalar que participamos militantes de organizaciones de izquierda pero, incluso, también kirchneristas que durante 12 años estuvieron en el poder con mayoría en ambas cámaras pero que no trataron nunca el proyecto. Es más, recién este año la ex presidenta Cristina se manifestó a favor producto de la presión de la calle. Por eso es un espacio rico en debates. En ese marco, la campaña tiene reuniones de coordinación regional y una plenaria nacional que reúne al menos una vez al año, en donde se acuerdan las estrategias del año y se funciona por consenso. También existen las redes de profesionales, de docentes y de cátedras que se encargan de implementar estrategias específicas por sectores".

#C: Si tuvieras que hacer un balance sobre la lucha que se dio por el aborto legal, seguro y gratuito en la Argentina, ¿Qué nos dirías?

#M: "Desde hace varios años, el movimiento de mujeres viene dando grandes luchas en Argentina y el mundo: contra los femicidios, contra la discriminación laboral y salarial, contra los abusos y violaciones y por el derecho a decidir. Las marchas por el Ni Una Menos, los Paros Mundiales de Mujeres, el fenómeno del MeToo, los masivos Encuentros Nacionales de Mujeres en Argentina y otros procesos en diferentes países del mundo, son parte de la oleada actual del movimiento de mujeres en donde se sitúa la pelea por el derecho al aborto en Argentina. Es decir, lo que vivimos en los últimos meses, no es un fenómeno aislado. Por el contrario, es parte de un proceso mundial de rebelión de las mujeres contra el patriarcado. Por eso, aunque perdimos la votación en el Senado, lo que pasó fue mucho más allá del Congreso. Ya desde el 2017 las jóvenes comenzaron a reclamar con fuerza por la ESI y las movilizaciones por el aborto fueron creciendo. Este año, el salto en el debate que se extendió a cada mesa familiar, a las escuelas, a los lugares de trabajo y a la calle, nos plantea que logramos que el aborto deje de ser un problema privado y oculto para instalarse como una demanda legítima del movimiento de mujeres en las calles. Incluso comenzó a desenmascararse al papa Francisco y a la Iglesia que posaban de progres pero que mostraron toda su misoginia y odio a las mujeres y personas con identidades disidentes. La nueva campaña por la separación de la iglesia y el Estado es parte de ese impresionante fenómeno que vivimos aquí pero también en otros países como Irlanda, donde la iglesia salió derrotada en su pelea contra el aborto. Por eso decimos que ganamos el debate en las calles y que hoy la pelea por el aborto legal sigue más fuerte que nunca. El movimiento de mujeres fue haciendo la experiencia de que solo es luchando como se conquistan los derechos".

#C: ¿Por qué crees que la lucha por el aborto legal en Argentina despertó el acompañamiento de diferentes países del mundo?

#M: "Como decía anteriormente, estamos en una oleada mundial de luchas antipatriarcales. Desde Irán, en donde las mujeres pelean por decidir si usan o no la Yihad, o en Arabia Saudita, en donde la pelea es por el derecho a conducir un auto, pasando por el Estado Español en la pelea contra las violaciones y la impunidad judicial, como en el caso de la manada, llegamos a latinoamérica con las tomas feministas de las universidades y liceos de Chile contra el acoso, las marchas en Perú contra la violencia de género y la pelea por el aborto legal en Argentina, entre tanto más. Sucede que en la sociedad capitalista y patriarcal en la que vivimos, las mujeres, mayoritariamente trabajadoras y pobres, somos las que pagamos con nuestro cuerpo las crisis económicas y la violencia machista y vemos que son los propios gobiernos los responsables de sostenernos en ese lugar de desigualdad. En nuestra mayoría, como oprimidas y superexplotadas, nos damos cuenta de que lo único que nos queda es organizarnos y luchar para que no nos maten por ser mujeres, para no morirnos por abortos clandestinos, para que no nos superexploten con trabajos superprecarizados... También nos damos cuenta de que podemos rebelarnos ante las instituciones como la familia tradicional, la iglesia y la justicia patriarcal que nos quiere sumisas y calladas. Queremos nuestra liberación y queremos decidir sobre nuestras vidas. Creo que esa es la fuerza que alimenta la lucha de las mujeres en todo el mundo".

FOTO: Segundo Enfoque

#C: ¿Cómo vez a futuro esta pelea? ¿Tendrá Argentina el aborto legal, seguro y gratuito?

#M: "Creo que hoy estamos en las mejores condiciones para conquistar nuestros derechos a decidir a través de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo propuesta por la Campaña. Es una lucha larga, pero en la que hemos ido conquistando importantes avances. Por ejemplo, cuando en el 2012 la Corte Suprema de Justicia hizo el fallo F.A.L. que aclara la interpretación del artículo 86 del Código Penal sobre los casos de abortos no punibles al señalar que constituyen causales diferentes el caso de la mujer violada, del de la mujer demente (así figura en el código) y del peligro sobre la salud de la mujer, esto sucedió en el marco de una importante movilización del movimiento de mujeres para que dejaran de obstaculizarse mediante maniobras judiciales de los sectores antiderechos, a todos estos casos de abortos no punibles. La exhortación a que las provincias creen protocolos para las interrupciones legales de los embarazos (ILE) en el marco del fallo F.A.L., que aun no se ha cumplido en muchas provincias, es una gran herramienta conquistada por las mujeres y por les profesionales comprometides con el derecho a decidir. Hoy, el causal de salud comprendido como salud integral, permite que muchas mujeres en situación de violencia de género y con otras problemáticas puedan tener más posibilidades para acceder a abortos en el sistema de salud, de manera legal. Desde ya que queremos que se legalice también el aborto voluntario, pero fuimos avanzando mucho y seguiremos dando peleas para que no haya ni una muerta más por abortos clandestinos".

#C: ¿Qué expectativas tenés, y tienen, de cara a lo que será el 33° Encuentro Nacional de Mujeres?

#M: "Este va a ser un encuentro muy importante porque se da luego del 8A. Hay muchas conclusiones para sacar y mucho por pensar para el próximo período. Lamentablemente, por las maniobras de algunas organizaciones que no quieren confrontar con los gobiernos ni la Iglesia, el encuentro se hace en Trelew, muy lejos del centro político del país que hoy podría llevar a otro millón de mujeres a reclamar por el aborto legal, contra los femicidios y las violencias de género, contra la discriminación laboral y por todos los derechos para las mujeres trabajadoras, a la propia plaza de Mayo. Tenemos que decirle a Macri en la cara que esta situación ya no va más, que no nos vamos a bancar más ajuste y que no queremos más muertes evitables de mujeres.

Aunque no se haga en Buenos Aires, igualmente participaremos en Trelew con mucha fuerza impulsando que el encuentro resuelva un plan de lucha para seguir dándole continuidad a todas las peleas que nos planteamos. El aborto legal tiene que seguir estando a la cabeza de las peleas del movimiento de mujeres".

FOTO: Youtube C5N

#C: ¿Coincidís en que la vértebra del crecimiento del movimiento de mujeres son las pibas y los pibes de los secundarios?

#M: "Me parece muy interesante observar que el movimiento de mujeres está constituido por mujeres de diferentes generaciones y experiencias. En el último año y medio, entraron con mucha fuerza las pibas y los pibes con el reclamo de la ESI pero también rebelándose ante la heteronorma, por el derecho a decidir sobre sus cuerpos y sobre sus sexualidades. En ese camino, interpelaron a sus familias, especialmente a muchas de las madres que hoy también empezaron a moverse, a reflexionar sobre sus historias de maltratos y opresiones y a ver la importancia de organizarse y pelear por los derechos. Por eso coincido cuando se habla de la revolución de las hijas. Pero también veo que en esta oleada del movimiento de mujeres han comenzado a participar con mucha más fuerza y entidad las mujeres trabajadoras. Es notable cómo han proliferado las comisiones de mujeres en los lugares de trabajo desde donde se hacen asambleas para debatir sobre reclamos específicos o desde donde se impulsan protocolos contra las violencias de género. Por ejemplo, yo participo en el espacio de la Casa que Abraza de las trabajadoras ferroviarias y resulta muy interesante esa dinámica que se retroalimenta entre la participación de las mujeres por cuestiones gremiales generales y por cuestiones específicas de las mujeres como reclamar el cupo para acceder a especialidades o lograr la atención frente a las violencias de género, lo que ha potenciado el crecimiento de cada una de ellas y de la organización. En este sentido, los últimos dos 8 de marzo, día internacional de las mujeres trabajadoras, con el paro internacional de mujeres y los reclamos de todos los derechos a las mujeres trabajadoras, denunciando a los gobiernos, tanto nacional como provinciales, en su rol ajustador y hambreador, nos habla del avance de este sector de mujeres que participa cada vez más organizado y con más fuerza".

#C: ¿Crees que el movimiento de mujeres tiene una ´deuda´ con el colectivo de mujeres con discapacidad?

#M: "El movimiento de mujeres es un movimiento social muy heterogéneo y diverso, en el que no hay acuerdo en muchas cuestiones políticas. Está atravesado por diferencias estructurales de clase, por ejemplo, hay referentes mujeres de partidos patronales explotadores que participan del movimiento de mujeres, mientras que la mayoría somos trabajadoras explotadas. Pero también hay otras diversidades que se expresan en el espacio como las étnicas, las culturales, las identitarias, etc. Es decir, no hay "la mujer" sino "mujeres" (en plural) dentro del movimiento de mujeres y, desde ya, organizaciones con diferentes intereses. Creo que en los últimos años se ha ido avanzando en reconocer las diferencias estructurales entre las mujeres (lo cual produce muchos debates y enfrentamientos), así como también, se han ido visibilizando las diversidades en el movimiento de mujeres. En este marco, creo que es necesario seguir avanzando en la expresión de las demandas del colectivo de mujeres con discapacidad dentro del movimiento de mujeres y considero que el camino fundamental para que ello ocurra es su participación y protagonismo en los diferentes espacios".


Posts  
Recientes